Home Cómo conocer a Jesús y ser su discípuloUn Mundo en NecesidadDiversiónAcerca de Nosotros
Recursos
Para pastores y líderesMinisterio de niñosOtros ministeriosHerramientasArtículosEnlaces
Introducción al Budismo

por Paco Cortéz

El Fundamento del Budismo

El budismo está basado en lo que ellos llaman, o que son conocidas como, "las cuatro nobles verdades".
· La primera "noble verdad" es que la vida está llena de dolor y de sufrimiento.

· La segunda es que el dolor y el sufrimiento son causados por el placer y la codicia.

· La tercera es que uno supera el dolor y el sufrimiento cuando uno elimina todo el placer, deseo y codicia de su ser.

· La cuarta es lo que uno tiene que hacer para acabar con ese placer, y se lleva a cabo siguiendo "el camino de los ocho pasos".
· El primer aspecto del camino, es el conocimiento recto; es reconocer las cuatro nobles verdades.

· El segundo, es la intención recta, tener buena intenciones.

· El tercero, es el lenguaje recto, decir la verdad.

· El cuarto, es la conducta recta; actuar de una manera recta.

· El quinto, es el sustento recto; tener trabajos que son rectos. Por ejemplo, para ellos sería un mal oficio ser carnicero o recaudador de impuestos por las malas pasiones que se infundirían.

· El sexto, es el esfuerzo recto; ser legal, no hacer trampa.

· El séptimo, es la cognición recta; tener auto estima verdadera, la humildad, no creer ni más ni menos.

· El octavo, es la concentración recta; que equivale a la meditación, la cual va a acabar con los deseos desordenados.
En el budismo, el problema de la humanidad son los deseos desordenados del ser humano, que son la destrucción del hombre; el placer, la codicia. Y cuando uno acaba con todos esos deseos desordenados, uno acaba con el dolor y el sufrimiento, y la meta es llegar al nirvana. Aunque en el budismo el nirvana es diferente al del hinduismo.

La meta de todo budista es llegar al estado de nirvana, al igual que el hinduismo, al "moksha". Esa es una de las semejanzas entre el hinduismo y el budismo.

Pero en el budismo, la definición de nirvana es un poco diferente. En el budismo, el estado de nirvana es la liberación, pero no a la reencarnación. Es la liberación del sufrimiento, de los placeres y deseos desordenados.

En el hinduismo, el estado de nirvana es el darse cuenta de que eres parte del gran Brama, o el Ser impersonal e infinito, que se encuentra en todo el universo, que es parte de Dios.

En el budismo, el nirvana es la liberación de los deseos desordenados del hombre, y también, la liberación de la personalidad individual de cada uno. El budismo también enseña que nosotros, como personas, realmente no existimos. No tenemos personalidad, a fin de cuentas, porque somos parte de lo infinito e impersonal. Es el llegar a la nada.

Al igual que los hindúes, los budistas creen en la reencarnación y en la ley del karma o kamma; el buen kamma y el mal kamma. Pero para el budismo, el individuo se reencarna hasta liberarse del dolor, del sufrimiento del placer. La causa de todos los males de la humanidad es el placer, los deseos desordenados, el egoísmo y la codicia.

La Causa del Mal según la Biblia

La Biblia enseña que el problema del hombre no es la codicia, no son los deseos desordenados, sino que es el pecado. El pecado es lo que lo ha separado de Dios, de la comunión con Dios. Es el mayor problema de la humanidad y es lo que nos dice en Romanos 3:23, "Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios".

Porque todo ser humano ha pecado y por eso está separado de Dios, de la gloria de Dios, y no puede tener esa comunión con Dios.

Y dice en Romanos 6:23, "Porque la paga del pecado es muerte, mas la dadiva de Dios es vida eternal en Cristo Jesús Señor nuestro". Dice que todos merecemos la muerte porque todos hemos pecado.

Por eso Dios mandó a su hijo a este mundo, para que él muriera en la cruz por nuestros pecados. No fue un accidente, Jesucristo vino a morir por nuestros pecados. Dice Romanos 4:25, "El cual fue entregado por nuestras transgresiones, y resucitado para nuestra justificación". Y Romanos 5:8, "Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros".

Cuando Jesús estuvo clavado en la cruz, lo hacía por cada uno de nosotros, por nuestros pecados, porque no había ninguna otra manera de solucionar el gran problema del pecado. Es lo que nos dice Romanos 4:25, Romanos 5:8 y Juan 1:29, "El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo". Hace referencia al Antiguo Testamento, a los sacrificios que hacían donde sacrificaban animales, para expiar los pecados del pueblo. Aquí hacen referencia a Cristo, porque dicen que él era el cordero perfecto, sin tacha, ni mancha, que iba a quitar el pecado del mundo. No solamente cubriría los pecados como lo hacían en el Antiguo Testamento, sino los quitaría. Por eso vino Jesucristo a la tierra, para morir por nuestros pecados.

Juan 3:16, "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna". Jesús vino a esta tierra para morir por nuestros pecados para que nosotros pudiéramos tener esa comunión con Dios.

La codicia, el deseo desordenado son productos de nuestro pecado. La raíz del problema del hombre según la Biblia, es el pecado, y el único que ofrece una solución para el pecado es Jesucristo.