"El Misterio de las Siete Estrellas" Apocalipsis 1:15-2:7 por Mike MacIntosh en San Diego el 7 de agosto de 1999


        Vamos a nuestras Biblias a Apocalipsis capítulo 1. No estuve con ustedes la semana pasada. Tuve una invitación que había aceptado hace mucho tiempo en Florida; de todos los lugares para estar en julio. Fue fenomenal, están teniendo una explosión en Fort Lauderdale. Calvary Chapel Fort Lauderdale tiene tres servicios llenos, con 3,500 adultos y cerca de 3,000 niños en cada servicio. Es impresionante ver lo que Dios está haciendo con ellos ahí. De hecho, acaban de comprar un terreno de 75 acres [cerca de 300,000 metros cuadrados] y simplemente es impresionante. Fue increíble. Creo que el Ayuntamiento Municipal había sido un tanto tacaño con ellos recientemente. Así que el pastor Bob Coy se sentó con una de las mujeres del Ayuntamiento y le dijo: "¿Sabe? Hay 4,100 personas de su distrito que escriben cheques a Calvary Chapel" y desde ese momento las cosas cambiaron.

        Apocalipsis capítulo uno, versículo 15. Comenzamos desde dónde nos quedamos y vamos a nuestra primera carta esta noche, las cartas a las iglesias.

        Vimos su descripción en nuestro último mensaje comenzando en el versículo 13:

        "Y en medio de los siete candeleros, uno semejante al Hijo del hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por los pechos con una cinta de oro. Y su cabeza y sus cabellos eran blancos como la lana blanca, como la nieve; y sus ojos como llama de fuego; Y sus pies semejantes al latón fino, ardientes como en un horno; y su voz como ruido de muchas aguas. Y tenía en su diestra siete estrellas: y de su boca salía una espada aguda de dos filos. Y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza. Y cuando yo le vi, caí como muerto á sus pies. Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas: yo soy el primero y el último; Y el que vivo, y he sido muerto; y he aquí que vivo por siglos de siglos, Amén. Y tengo las llaves del infierno y de la muerte. Escribe las cosas que has visto, y las que son, y las que han de ser después de éstas: El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y los siete candeleros de oro. Las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias; y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias. Escribe al ángel de la iglesia en Efeso: El que tiene las siete estrellas en su diestra, el cual anda en medio de los siete candeleros de oro, dice estas cosas: Yo sé tus obras, y tu trabajo y paciencia; y que tú no puedes sufrir los malos, y has probado á los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos; Y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado por mi nombre, y no has desfallecido. Pero tengo contra ti que has dejado tu primer amor. Recuerda por tanto de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré presto á ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido. Mas tienes esto, que aborreces los hechos de los Nicolaítas; los cuales yo también aborrezco. [Interesante, Jesús aborrece algo] El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice á las iglesias. Al que venciere, daré á comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios."

        Sólo fuimos un poco hacia atrás para ver su descripción dada en la isla de Patmos.

        En el versículo 15, sus pies, ahí parado, muy firmes y anclados, "Y sus pies semejantes al latón fino, ardientes como en un horno; y su voz como ruido de muchas aguas."

        Ven conmigo al Antiguo Testamento, al libro de Daniel. Está en el Antiguo Testamento, si eres nuevo en la Biblia. Si encuentras Ezequiel, estarás tocando la puerta de Daniel. Sólo ve a Proverbios y sigue a la derecha. Isaías, Jeremías, Ezequiel y luego Daniel. Mira Daniel capítulo 3, versículo 8.

        "Por esto en el mismo tiempo algunos varones Caldeos se llegaron, y denunciaron de los Judíos. Hablando y diciendo al rey Nabucodonosor: Rey, para siempre vive. Tú, oh rey, pusiste ley que todo hombre en oyendo el son de la bocina, del pífano, del tamboril, del arpa, del salterio, de la zampoña, y de todo instrumento músico, se postrase y adorase la estatua de oro: Y el que no se postrase y adorase, fuese echado dentro de un horno de fuego ardiendo. Hay unos varones Judíos, los cuales pusiste tú sobre los negocios de la provincia de Babilonia; Sadrach, Mesach, y Abed-nego: estos varones, oh rey, no han hecho cuenta de ti; no adoran tus dioses, no adoran la estatua de oro que tú levantaste. Entonces Nabucodonosor dijo con ira y con enojo que trajesen á Sadrach, Mesach, y Abed-nego. Al punto fueron traídos estos varones delante del rey. Habló Nabucodonosor, y díjoles: ¿Es verdad Sadrach, Mesach, y Abed-nego, que vosotros no honráis á mi dios, ni adoráis la estatua de oro que he levantado? Ahora pues, ¿estáis prestos para que en oyendo el son de la bocina, del pífano, del tamboril, del arpa, del salterio, de la zampoña, y de todo instrumento músico, os postréis, y adoréis la estatua que he hecho? Porque si no la adorareis, en la misma hora seréis echados en medio de un horno de fuego ardiendo: ¿y qué dios será aquel que os libre de mis manos? Sadrach, Mesach, y Abed-nego respondieron y dijeron al rey Nabucodonosor: no cuidamos de responderte sobre este negocio. He aquí nuestro Dios á quien honramos, puede librarnos del horno de fuego ardiendo; y de tu mano, oh rey, nos librará. Y si no, sepas, oh rey, que tu dios no adoraremos, ni tampoco honraremos la estatua que has levantado. Entonces Nabucodonosor fué lleno de ira, y demudóse la figura de su rostro sobre Sadrach, Mesach, y Abed-nego: así habló, y ordenó que el horno se encendiese siete veces tanto de lo que cada vez solía. Y mandó á hombres muy vigorosos que tenía en su ejército, que atasen á Sadrach, Mesach, y Abed-nego, para echarlos en el horno de fuego ardiendo. Entonces estos varones fueron atados con sus mantos, y sus calzas, y sus turbantes, y sus vestidos, y fueron echados dentro del horno de fuego ardiendo. Y porque la palabra del rey daba priesa, y había procurado que se encendiese mucho, la llama del fuego mató á aquellos que habían alzado á Sadrach, Mesach, y Abed-nego. [Yo diré que ese era un horno muy caliente] Y estos tres varones, Sadrach, Mesach, y Abed-nego, cayeron atados dentro del horno de fuego ardiendo. Entonces el rey Nabucodonosor se espantó, y levantóse apriesa, y habló, y dijo á los de su consejo: ¿No echaron tres varones atados dentro del fuego? Ellos respondieron y dijeron al rey: Es verdad, oh rey. Respondió él y dijo: He aquí que yo veo cuatro varones sueltos, que se pasean en medio del fuego, y ningún daño hay en ellos: y el parecer del cuarto es semejante á hijo de los dioses. Entonces Nabucodonosor se acercó á la puerta del horno de fuego ardiendo, y habló y dijo: Sadrach, Mesach, y Abed-nego, siervos del alto Dios, salid y venid. [Quiero ser su cuate] Entonces Sadrach, Mesach, y Abed-nego, salieron de en medio del fuego. Y juntáronse los grandes, los gobernadores, los capitanes, y los del consejo del rey, para mirar estos varones, como el fuego no se enseñoreó de sus cuerpos, ni cabello de sus cabezas fué quemado, ni sus ropas se mudaron, ni olor de fuego había pasado por ellos. [Eso es como tú escapando del infierno, porque Jesús ha llegado en medio de tu prueba ardiente] Nabucodonosor habló y dijo: Bendito el Dios de ellos, de Sadrach, Mesach, y Abed-nego, que envió su ángel, y libró sus siervos que esperaron en él, y el mandamiento del rey mudaron, y entregaron sus cuerpos antes que sirviesen ni adorasen otro dios que su Dios."

        ¿No es interesante que cuando Juan ve a Jesús sus pies eran semejantes al latón fino que habían sido afinados en medio de un horno ardiente? Y aquí está él caminando en medio de un horno ardiente, cientos de años antes. Es algo de una escena extraordinaria si te detienes a pensarlo, todos los paralelos de cómo fuiste rescatado del horno ardiente por el Señor.

        Ahora en Apocalipsis, mientras vemos su descripción, él dice: "Y tenía en su diestra siete estrellas: y de su boca salía una espada aguda de dos filos." Él define estas estrellas para nosotros, pero es maravilloso notar que Jesús las tiene en su mano derecha, la señal del poder. Y Jesús está de pie a la mano derecha del trono de Dios su Padre. "Y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza." Básicamente como el mediodía.

        Este versículo es una gran esperanza para nuestro futuro, déjame mostrarte porqué. Su semblante, su rostro era como el sol cuando resplandece con toda su fuerza. En Isaías capítulo 52, la Biblia dice que el rostro de Jesús, su semblante estaba tan golpeado y tan desfigurado que era difícil reconocerlo como un hombre. Vaya diferencia ¿no? Del efecto pecador de llevar el castigo por tu pecado, a la vida de resurrección y a verse tan brillante como el sol. Ahora regresa un par de páginas a 1ª de Juan capítulo 3 y mira lo que el apóstol Juan dijo en esta carta a la iglesia antes de ver a Jesús resucitado en la isla de Patmos. Capítulo 3, 1ª de Juan.

        "Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, que seamos llamados hijos de Dios: por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoce á él. Muy amados, ahora somos hijos de Dios, y aun no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él apareciere, seremos semejantes á él, porque le veremos como él es. Y cualquiera que tiene esta esperanza en él, se purifica, como él también es limpio."

        Éste es un versículo que te da esperanza a tu futuro. ¿Cómo te vas a ver? Todavía no sabemos pero pasa un poco más de tiempo y él tiene noventa y tantos años y él ve a Jesús y su rostro tan brillante como el sol de mediodía. Mira a la persona que está sentada junto a ti y date cuenta de qué tan lejos está de verse tan brillante como el sol de mediodía. ¿Cámara? Quizá usen todos los productos Maybelline y delineadores que puedan encontrar en el cajón esta tarde tipos, digo señoras. Y aun así están muy lejos de verse tan brillantes como el sol de mediodía, ¿no es así? Quiero decir, ésa es la esperanza que tienes, que tu nuevo cuerpo va a radiar poder y luz y amor. Es increíble cuando te detienes a pensarlo. Así que existe una gran esperanza para nosotros en ese versículo de Apocalipsis, y este libro está lleno de esperanza.

        En el versículo 17, él dijo:

        "Y cuando yo le vi, caí como muerto á sus pies. Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas: yo soy el primero y el último"

        Recordarás cuando Jesús fue puesto en la tumba que pusieron una gran piedra al frente y la movieron para que tapara la tumba. Si nunca has estado en Israel, en la tumba que está en el huerto junto al Gólgota, que se cree que es la tumba donde Jesús fue sepultado, hay un gran, como surco, que te muestra el ancho de la piedra y de qué tan grande pudo haber sido para que un par de hombres la movieran por ese surco, como un abrevadero, y está inclinado así que la puedes rodar de arriba abajo para bloquear la entrada. ¿Recuerdas qué pasó cuando los ángeles bajaron del cielo y Jesús seguía en la tumba? Los guardas temblaron y cayeron como muertos. Básicamente, se hicieron los muertos o fingieron estar dormidos. En inglés se dice: fingieron ser zarigüeyas.

        A nuestra perra weimaraner le gusta traernos zarigüeyas. No sé dónde las encuentra. Probablemente en el patio del vecino, no en el nuestro. Pero los encuentra, y ella vino a la casa una noche mientras estábamos viendo TV. Tenía una en su boca, y la acostó en el piso frente a nosotros: "¿No soy una buena perrita?" Anoche estaba en el jacuzzi sólo y de pronto ella llegó volando por el aire en el patio trasero, literalmente volando, y brinca y toma una rama con sus dientes y comienza a sacudir la rama. La suelta y se hace para atrás y espera a que el chico caiga. No cayó. Ella hacía esto. Si ella tuviera un trapecio, yo podría hacer algo de dinero en un circo o algo. Simplemente vuela y se agarra y sacude la cosa y la derriba.

        ¿No es interesante que cuando un siervo de Dios cae en terror como muerto, la primera cosa que Dios hace es tocarte y decirte: No temas? Pero cuando los tipos del Diablo, esos soldados, cayeron y actuaron como muertos, él no les dijo nada, sólo dejó que rodeara la piedra y que Jesús saliera. El miedo no es parte de tu vocabulario si perteneces a Dios. No hay nada que temer. Si su rostro resplandece como el sol de mediodía y si su luz está resplandeciendo en tu vida y la palabra, en el Salmo 119:105 dice: "Lámpara es a mis pies tu palabra y lumbrera a mi camino", no hay nada en la oscuridad que pueda asustarte. Así que no necesitas preocuparte nada de nada. Sólo ve y date cuenta de que todo lo que viene a tu vida es sólo porque pasó a través del escrutinio de Dios y Dios sabe que no te va a lastimar. De hecho, si es terrible, probablemente va a fortalecerte, si otra cosa fuera.

        "Y el que vivo, y he sido muerto; y he aquí que vivo por siglos de siglos, Amén." ¿Es fenomenal escuchar esas palabras, ¿no es así?. "Y tengo las llaves del infierno y de la muerte."

        Sabemos que en la historia de Jonás, cuando Jonás fue echado del barco, fue al fondo del océano donde estaban las barras, dijo. Eso no significa que hay gente allá abajo bailando y bebiendo, esa clase de bar, sino los cerrojos de la tierra. La estructura que sostiene la tierra. La abertura de la sepultura. Que él llegó hasta allí, y Dios lo redimió.

        El infierno es un lugar real. Se nos dice en Apocalipsis, que veremos en unas pocas semanas, que ahí está el abismo, y los demonios salen del abismo. El abismo es el pozo que está en algún lugar de la tierra que lleva al vientre de la tierra. Es aquí donde están los espíritus aprisionados. Antes de la cruz había algo en el vientre de la tierra que se llamaba Hades (griego), Sheol (hebreo) o sepultura, infierno, o el abismo como se le llama muchas veces. Estas cuatro palabras son usadas con frecuencia para ello.

        Sabemos que existe una enorme y poderosa fuerza demoníaca que permanece controlando las entradas y salidas del infierno. El infierno fue dividido en dos compartimentos, uno fue el Hades, por sí sólo, que era el fuego ardiendo eternamente, las entrañas de la tierra. Tiene celdas en ella. Nos dicen los Salmos que el infierno se expande por sí sólo. Así que hay un continuo programa de construcción llevándose a cabo en las entrañas de la tierra, en donde si una persona muere sin un salvador, sin Jesucristo, su espíritu y su alma dejan el cuerpo y los demonios lo llevan a la prisión y lo ponen en una celda allá abajo. Están en diferentes niveles. Había maldiciones al infierno más bajo. "Mas aun si nosotros ó un ángel del cielo os anunciare otro evangelio [dijo Pablo] del que os hemos anunciado, sea anatema. Maranatha." [Arameo - Nuestro Señor viene] Ésa es la más grande maldición que puedes ponerle a alguien - al infierno más bajo. "El Señor viene, que sea maldito al lugar más bajo del infierno."

        En el otro lado había un valle o un abismo entre el lado de tortura y el lugar llamado paraíso. Ahora el paraíso era simplemente un lugar de descanso para todos los santos desde el Huerto de Edén, desde Adán y Eva, todo el camino hasta la cruz. Que confiaron en Dios, esperaron en Dios, que fueron contadas como personas justas. Estaban en este lugar llamado paraíso donde Jesús descendería a las entrañas del infierno. Efesios dice: "Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, y dio dones a los hombres," capítulo 4 de Efesios. Así que sabemos que él bajó al infierno, llamó a toda la gente, Noé y Abraham, los llamó a todos, Seth, todos aquellos que creyeron. Los sacó y los llevó al cielo. Allí estaban esperándolo. Pero para llegar ahí, había llaves que cerraban las puertas que daban al planeta, al exterior, hacia abajo a través del pozo y que daban a la abertura. Así Abaddon, la criatura demoníaca que está allá abajo, es un destructor, y él es como el guardián para Satanás. La operación de Satanás, más que probable está en, aunque él tiene acceso a todos los medios de comunicación y a todos los gobiernos, y todo lo que quiera aquí, su cuartel general y por alguna razón en donde le gusta trabajar es, el cuarto de calderas. Le gusta allá abajo donde está caliente. Sus demonios están allá abajo.

        Es interesante notar que el libro de Apocalipsis dice que veremos a los muertos juzgados, aquellos que están en el mar y bajo el mar, bajo la tierra y que serán traídos y serán juzgados delante de Dios. Es algo interesante, yo no tengo interés en los ovnis, pero estudiándolos hace años era increíble ver cuántas personas los vieron salir del océano. Los militares que vieron salir estas naves del agua. Bueno, algo está pasando debajo de la tierra y hay vida allá abajo. Pero su naturaleza es demoníaca y es el guardián y sus demonios que están capturando almas humanas y los están llevando allá.

        Ahora, Jesús probablemente sólo por el hecho de quien era se desprendió de la cruz, dejó su cuerpo, porque dijo: "Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu." Como tenía que pagar el precio del pecado, él fue y predicó a los cautivos, dice la Biblia. Así que él habló a los que estaban en el paraíso y todos ellos se fueron con él. Probablemente ese enorme demonio solo tomó las llaves y se las dio. Sin preguntas, sin discutir.

        Recuerda que Isaías capítulo 61 dice: "El espíritu de Jehová, el Señor, está sobre mí, porque me ha ungido Jehová. Me ha enviado a predicar buenas noticias a los pobres, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos y a los prisioneros apertura de la cárcel." Ahora, este es exactamente el mismo texto que Jesús leyó en la sinagoga en Capernaum. Recuerdas que llegó ahí y leyó ese mismo versículo. Se sentó y les dijo: "Hoy, se ha cumplido esta escritura delante de vosotros. Ellos dijeron: ¿No es este el hijo del carpintero? ¿No sabemos de dónde viene? El hijo de José y María." Desde ese momento ellos creyeron que él era un hereje, lo querían matar. Como es en todo el mundo, cada día de Shabat hay lectura de la Escritura. En cada sinagoga es exactamente lo mismo. De esa manera Jesús se presentó en la sinagoga ese día, ese día lo trataron como un hombre en la sinagoga y él abre el rollo y lee Isaías 61. Nos damos cuenta de que él tomó las llaves de la muerte y el infierno.

        Ahora sabemos que en el capítulo 6 de Apocalipsis, la muerte y el infierno siguen a la guerra y el hambre. Es como si la muerte y el infierno no fueran sólo nombres sino una persona real, una fuerza demoníaca real con el nombre de muerte e infierno. Así que aquí está la gran bendición para ti y para mí. Si no estuviste con nosotros cuando estudiamos 1ª de Corintios a principios de este año, vimos que el apóstol Pablo dijo en el capítulo 15: "y el postrer enemigo que será destruido será la muerte."

        ¿Ahora, no es increíble saber que Jesús tiene las llaves de la muerte y del infierno? Él no tiene esas llaves para encerrarte, él tiene esas llaves para ponerte en libertad. Eso es algo que puedes celebrar realmente.

        Más de 3,000 hits por Tony Gwynn de los Padres. ¿Correcto? Okay, pero agradecemos al Señor por Tony y por su amor por Dios y el amor de su esposa por Dios. Sus familias aman a Dios y agradecemos a Dios que no sólo pegó 3,000 anoche sino, creo, que pegó 3003.

        Así que aquí esta él, con las llaves de la muerte y del infierno. Así que ¿de qué hay que estar temerosos? Nunca vas a morir. Y ya que nunca vas a morir, nunca vas a ver el tormento del infierno. Tú debes sentirte tan libre y tan entusiasmado que debes estar hablándole a mucha gente sobre Jesús. Sería impactante para San Diego, que sepamos quiénes somos ante los ojos de Dios.

        En el versículo 19 él le dice: "Escribe, pues, las cosas que has visto, las que son y las que han de ser después de estas." Éste es el sencillo esquema de tres puntos a desarrollar en el libro de Apocalipsis. Mucha gente le gusta comenzar a divagar a través de Apocalipsis, pero en realidad el capítulo 1, versículo 19 es el bosquejo de Jesús sobre lo que tratará el libro. Ahora primero que nada, él quiere que escriba las cosas que él ha visto. Bueno, en el capítulo 1 él vio la revelación, la revelación de Jesucristo resucitado de la muerte en la cruz.

        Ahora, estaba repasando esto en mi mente porque he leído este libro tantas veces y lo he enseñado tantas veces. Justo esta semana estaba pensando: "Bueno, espera, ¿podría significar posiblemente las cosas que él ha visto hasta este momento, o de otro modo cuando él tenía 16 o 18, 19 años en el bote el día que Jesús lo llamó? Pero entonces si hiciéramos una búsqueda de la historia, encontraríamos que el evangelio de Juan, primera, segunda y tercera de Juan, todos escritos por el apóstol, fueron escritos antes de este período de tiempo cuando Juan escribió la revelación. Así que probablemente, más que probable, "Habla las cosas que has visto." Dile a la gente sobre tu estancia en Patmos y sobre esta revelación mía.

        La segunda sección de este libro, que sería el capítulo 1, la segunda sección de este libro es muy clara, las cosa que son. Las cosas que son, eran al momento que Juan estaba viviendo, el comienzo del tiempo de la iglesia. Así Juan va a escribir sobre las iglesias y Jesús va a hacer que él envíe una carta, una carta distinta a siete iglesias distintas en Asia, que llamaríamos a esa región del mundo en la actualidad Turquía, no Asia o Asia menor como la conocemos.

        La tercera porción del bosquejo es muy simple, "Escribe las cosas que tomarán lugar después de esto." Ahora, está la palabra clave en griego que es en realidad una llave para abrir todo el libro de Apocalipsis. Cuando aprendí esto hace muchos años, cada vez tomo esa llave, la giro, abro la puerta y se derraman nuevas cosas. Es la palabra griega "Metatauta". Son tres palabras que hacen una: meta, ta, auta. Literalmente en el lenguaje griego, significa "las cosas que están de aquí en adelante, en secuencia o sucesión."

        De otro modo después de que hablas sobre la revelación de Jesús resucitado de la muerte, va a ver una era de la iglesia y vas a escribir sobre la era de la iglesia. Lo que viene en secuencia de eventos después de que se termina la era de la iglesia es lo que significa Metatauta. Así que lo que viene a continuación cuando termina la era de la iglesia, cuando la iglesia ya no esté en el planeta. Eso es lo que significa la palabra. Lo que viene en sucesión que sigue a la era de la iglesia.

        Así que ésa es la parte tres. Número uno, las cosas vistas, capítulo 1. Las cosas que son, capítulo 2 y 3. Y las cosas de aquí en adelante, capítulos 4 hasta el 22. Ahora, si simplemente dijeras: "Bueno, me gustaría tener una imagen más clara aquí, veo el bosquejo. ¿Cómo la divides por secciones?" . Bueno, muy fácil. Número uno; hay tres secciones para ello; la era de la iglesia, y luego el rapto hasta la segunda venida de Jesucristo, y luego el milenio. Así que nos muestra tres cosas importantes. Nos muestra la era de la iglesia, que se llevó a cabo en el primer siglo. Muestra la iglesia en el futuro, y luego nos muestra cuando la iglesia es tomada, capítulo 4, todo el camino hasta la tribulación. Luego la tercera pequeña sección dentro del bosquejo sería el milenio. Comienza diciéndonos cómo será vivir en el planeta tierra por 1,000 años sin Satanás alrededor. Tú vas a estar viviendo aquí. Así que describe eso y luego el futuro. Entonces:

        "Escribe las cosas que has visto, y las que son y las que han de ser después de éstas: El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y los siete candeleros de oro. Las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias; y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias."

        Ahora, a todo mundo le gusta un buen misterio y creo que es increíble cuando Jesús nos dice la solución del misterio. Aquí está el misterio. Mickey mencionó lo último de la serie por Jerry Jenkins y Tim LaHaye. ¿Cuántos de ustedes ha leído alguno de esta serie?. La mayoría, ¿eh?. No soy una persona... cuando cualquiera te dice que no puedes hacerlo, me gusta hacerlo. Cuando dicen que no lo debes hacer, me gusta tratar de encontrar el porqué. Siempre fui esa clase de tonto cuando estaba creciendo y sigo siendo esa clase de tonto ahora ya como adulto. Me gusta averiguar las cosas. Tengo a tanta gente que dice: "¡Oh! Tienes que leer esto, pastor Mike... tienes que leer este otro pastor Mike". Y yo digo: "Oh, eso significa que no tengo que leerlo". "¡Oh, no vas a poder dejar de leer este libro!" Eso significa que sí voy a dejar de leer ése. También mi esposa me dice: "Mike, tienes que leer esto". Digo: "Oh, Sandy, ya te tragaste el cuento de esas personas". Luego me dice mi hija: "¡Debes leer esto!", y luego otra persona me lo dijo. Así que dije: "Está bien". Fuimos a esquiar, y no pude dejarlo de leer. Luego leí el segundo, creo que son cuatro o cinco. Seis, llamado "El Asesino". Acabamos de recibir una carga completa de ellos. Acaba de salir. Pasó que conseguí uno y lo leí en el vuelo a Florida la semana pasada y ¡es bueno!.

        Él nos muestra cuál es este misterio. Antes de nada él dice que las siete estrellas que están a su diestra (mano derecha) son, muy simplemente, siete candeleros. Hace dos semanas hablamos del candelero y de cómo la Menorá, el candelero de oro, es tan importante en la adoración judía. Cuando lees el libro de Éxodo, mañana por ejemplo, vamos a ver el capítulo 25 del libro de Éxodo. En ese Dios comienza a mostrarle qué es lo que va a haber en el tabernáculo. Una de las cosas más hermosas hecha de oro puro y refinado, es el candelero con seis brazos, tres en cada lado. Y luego cómo tenían que hacerlo a mano de forma que tuvieran una manzana en cada brazo. En ellos va el aceite. El aceite es encendido, eso da luz al mundo, en el que los judíos iban a estar, que Dios iba a ser a los judíos. Y ahora la iglesia, nos convertimos en un candelero. Como iglesia, el Compañerismo Cristiano Horizonte es un candelero. En 25 años, él ha tomado este candelero y ha permitido que salgan brazos del pie original por todo el condado. Nunca se ha hecho en toda la historia de este condado, pero eso es lo que Dios quiso que se hiciera. Con mi pastor, Chuck Smith, son 750 brazos de su candelero, y otras cosas más. Así, el candelero es la iglesia, pero luego individualmente, yo me convierto en un candelero y tú te conviertes en un candelero. Allá en el National Shipyards, o en IBM, o en Gateway Computers, o en Qualcomm o dondequiera que trabajas, eres un candelero con luz saliendo de ti.

        Ahora cuando Jesús se revela a sí mismo a Juan, una de las primeras cosas que se ve es la hermosura de su rostro, como él es luz, y una hermosa luz. Aquí vemos que las siete estrellas son siete candeleros de oro. Pero lo fenomenal es que ellas están en su mano. La iglesia está en la mano de Dios. Cuando alguien se levanta en contra de la iglesia, no la "iglesia organizada", pero su gente, se levanta en contra de ti; esa gente que bate en contra de la iglesia realmente bate en contra de Jesús. Horrenda cosa es, dice la Biblia, caer en las manos del Dios vivo. Obviamente si entrego mi vida a Jesús pertenezco a su iglesia, yo ya estoy en su mano porque su iglesia está en su mano. ¡Ése es un lugar estupendo! Me siento muy seguro porque estoy en su mano y porque él está viendo por mí. Nunca me va a tirar, no me va a soltar. Y él está a cargo.

        Como pastor, yo no estoy a cargo, tengo que reportarme con él. Me tengo que mantener a raya. Porque no me gustaría si me apretara algo más, o si quisiera aplaudir, y de pronto ya no me ves.

        Pero es interesante. Él nos da el misterio, las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias. Los siete candeleros, como viste, son las siete iglesias. Así que siete iglesias específicas van a recibir una carta específica, que nos muestra que cada congregación tiene su propia personalidad única, sus propias necesidades únicas, y su llamado único al ministerio. La responsabilidad del ministro o del pastor es tener un llamado del Señor con una visión y siempre permanecer fiel a ese llamado para la congregación. E ahí el porqué vas de iglesia en iglesia, porque quizá no has encontrado a dónde perteneces. Y brincar de iglesia a iglesia no es saludable, pero cuando encuentras tu llamado con el pastor que tiene tu llamado entonces tus intereses están siendo cuidados por ese pastor.

        Lo interesante aquí es la palabra "ángel". Nos es familiar a ti y mí, en nuestra forma de vida normal en San Diego ese ángel sería el batir de unas alitas, y la aureola, y la bata blanca. Pero la palabra "angelos" que se usa aquí significa literalmente "mensajero". Así que por décadas, por siglos, la iglesia ha luchado con si está diciendo que hay un ángel para cada iglesia. Diré que yo tomaré toda la ayuda que pudiera obtener. Algunas veces en el campo de batalla espiritual, he orado literalmente, por que Dios envíe más ángeles a San Diego, y al Compañerismo Cristiano Horizonte, la batalla es violenta. Realmente he pedido por ello. Digo que no quiero que uno venga y me hable porque me moriría del susto. Pero alabo al Señor si hay un ángel que es responsable de todas las distintas congregaciones o de una ciudad. Eso es fabuloso. Pero por otra parte, hay una vasta mayoría que toma la palabra "angelos", la traducción de mensajero, diciendo que el mensajero es el pastor. Efesios capítulo 4, Jesús asciende al cielo dando buenos dones a los hombres, y dando algunos a pastores/maestros y no están separados.

        El pastor, debe alimentar a su rebaño. Si alimentas al rebaño, son las ovejas fuertes y saludables las que engendran ovejas. No un pastor fuerte y saludable el que engendra ovejas, las ovejas engendran ovejas. Así que mi responsabilidad es permanecer verdadero y fiel a mi llamado y visión. No puede ser el mismo llamado que el de mi hermano pentecostal del otro lado de la calle o un pastor de la Asamblea de Dios, o un pastor bautista del sur. Pero trato de ser fiel a mi llamado. Y aquellos que entran en ese llamado… tengo que ser fiel a ustedes también. Pero si no los alimento con la palabra de Dios, serán ovejas débiles. Y todos ustedes conocen a las ovejas débiles. Y son muuuuuuy malas todo el tiempo, siempre están haciendo esos ruidos. Necesitas ser alimentado de la palabra de Dios.

        Así que algunos se refieren a los ángeles como el pastor, el mensajero con la palabra de Dios. Ahora, nota cómo las estrellas están en su mano, los candeleros, son semejantes a las estrellas. Regresa a Daniel, una vez más, al capítulo 12 sólo por un momento. Hay un versículo hermoso al final de este libro hermoso que, por cierto, es este libro el que dice que será sellado con sus profecías hasta la última generación, hasta el fin de los tiempos. Y creo que tú y yo podemos entender a Daniel simplemente porque el Espíritu Santo ha abierto este libro para que lo entendamos.

        Ahora síganme aquí con el versículo uno:

        "En ese momento aparecerá Miguel [MacIntosh, no], el gran ángel protector que defiende a tu pueblo. Será un momento angustioso, un momento como no ha habido otro desde que existen las naciones." Hasta ese tiempo no había problemas como estos. "Cuando ese momento llegue, se salvarán todos los de tu pueblo que tienen su nombre escrito en el libro. Muchos de los que duermen en la tumba, despertarán: unos para vivir eternamente, y otros para la vergüenza y el horror eternos. Los hombres sabios, los que guiaron a muchos por el camino recto, brillarán como la bóveda celeste; ¡brillarán por siempre, como las estrellas!"

        Así que un gran atributo para un cristiano es ganar almas. Y si tú eres un ganador de almas y estás llevando gente al Señor Jesucristo, tu rostro lo va a reflejar. Literalmente tu rostro va a brillar. Y quiero animarte a ello. Quizá te sientas incómodo hablándole a alguien de Jesús. No debes sentirte culpable por ello. Por favor no te presiones: "Bueno, pude haberle hablado a ella, tuvo un accidente y que tal si muere..." No, no te puedes culpar por ello. Pero puedes dejar que tu luz brille para que los hombres vean tus buenas obras y den gloria a Dios. Quizá tu personalidad no sea una personalidad extrovertida. Quizá seas una persona callada y Dios sabe eso y no vas a cambiar de pronto y decir: "Oh, debo ir por mi megáfono e ir a marchar".

        Dennis Agajanian me pidió… ¿conocen a Dennis Agajanian? Me pidió que fuera con él a la marcha gay homosexual en San Francisco. Le pregunté que para qué. Me dijo: Para predicar el evangelio. Le dije: Dennis, ¿por qué querría yo hacer eso? Él me dijo: "Yo lo hago todo el tiempo. Voy por mi megáfono y voy a un lado de la marcha con ellos. Y predico el evangelio." Bueno, cuando eres alto y tienes un sombrero de 17 pulgadas de alto y usas esas botas que te hacen ver de 10 metros… Le dije a Dennis: "A ver, déjame ver si lo entendí. Estás marchando en las calles de San Francisco con un grupo de homosexuales predicándoles que se van a ir al infierno y que necesitan arrepentirse de sus pecados." Él dijo: "No, no, no. No les predico a ellos. Le predico a la gente que está en las aceras. Les digo que estas simpáticas personas no estarían aquí si ellos no estuvieran sentados observándolos. Que necesitan arrepentirse." Le dije: "Oh guao, debes estar loco o algo así, Dennis".

        Así que los siete candeleros son las siete iglesias. Los portadores de luz, y tú y yo somos portadores de la luz. Satanás o Lucifer es portador de luz y su luz ha sido desvanecida. Es muy interesante que él aparece como un ángel de luz dice en el libro de 2 de Corintios, pero aun así él ya no tiene su luz, la perdió cuando pecó. Y eso es lo que nos pasa a ti y mí, nuestra luz desaparece cuando pecamos.

        Se descubre el misterio en ese mismo instante, él dice que los siete son las siete iglesias. Son los candeleros, son las portadoras de la luz.

        Ahora, a la iglesia, capítulo 2, versículo 1: "Escribe al ángel de la iglesia en Éfeso."

        Así que le está escribiendo al mensajero que pase este mensaje a la iglesia, muy interesante. En nuestro estudio de los siguientes dos capítulos, es muy importante que seas paciente. Alguna vez alguien dijo: "Es muy difícil vivir en que aquí y ahora, todos quisiéramos vivir en el futuro". Y cuando llegamos a la profecía Bíblica en el libro de Apocalipsis, igual que tú, quiero brincar al capítulo 6 y ver a los demonios volando y la sangre derramada y los terremotos y la caída del cielo. Me encanta, creo que es lo mejor. Quiero ver al anticristo y a Jesús dándole una lección de karate y una paliza. Ya sabes, la marca de la bestia y todo eso. Pero, un octavo del libro de Apocalipsis son las cartas a las siete iglesias. Es un mensaje muy importante y en lugar de brincárnoslo, necesitamos ser pacientes y dejar que él descubra todo el escenario. Porque así puedes ver tu posición en la historia como cristiano en la iglesia y probablemente la última generación de cristianos de cualquier iglesia, que tenemos que estar aquí para ver al Señor, en toda su gloria y esplendor, que entretenido es estar en los negocios de nuestro Padre. Simplemente es un gozo servirle.

        Existen siete períodos de tiempo que son dados aquí. Desde 33 DC todo el camino hasta la tribulación. Hay una vista panorámica de la historia de la iglesia vista aquí. Ahora cuando estaba en la escuela tomé cursos en historia de la iglesia. Y no puedo decir que la historia de la iglesia es algo de lo que podamos presumir debido a lo que representa, quiero decir las cruzadas, los cristianos y musulmanes peleando en el medio oriente. Quiero decir ha habido mucha sangre derramada en el nombre de Dios. La era de la inquisición con la Iglesia Católica. Hay mucho en la historia de la iglesia que no es nada agradable, de hecho es bastante desagradable. Pero aun así hay mucho en la historia de la iglesia que debe fijar nuestros corazones en el trono porque hay muchos, muchos santos que han muerto, incluso en el Sudán hace recientes semanas y días, que son cristianos. Cuando bombardeamos una planta de aspirinas en el Sudán, no es nada comparado con las decenas de miles de cristianos que han sido mutilados por el brazo revolucionario de la Jihad (Guerra Santa) de la Revolución Islámica. Y de ninguna forma debemos pensar tú y yo que los árabes o musulmanes son gentes malas o radicales. Como en todo, incluida la cristiandad, siempre hay radicales que van a llegar a cualquier extremo para hacer patente su punto de vista.

        Hay mucha, mucha gente hermosa musulmán en San Diego que algunas veces son más amables y atentos de lo que he visto en los cristianos. De hecho para ayudar en una situación del medio oriente, conocí una familia clave en el condado. Recuerdo cuando Sandy y yo fuimos a su casa y la mujer dijo: "No cruzarías nuestra puerta ni sentarías a nuestra mesa esta noche... sólo porque eres un hombre santo que ama a Dios". Y esa era la única razón por la que se me permitió entrar en su casa, porque yo era un infiel a sus ojos. Pero cuando nos sentamos a cenar y hablamos sobre las vidas de la gente en el medio oriente que fueron tomadas como rehenes, todos nosotros teníamos un interés en común ahí. Los seres humanos se convierten en seres humanos, y Dios vence cualquier cosa, incluso al pagano más oscuro. El Espíritu Santo lo puede derretir siempre que él lo quiera así.

        Así que es muy importante que comprendemos que Dios quiera usarnos.

        Y entonces en esta vista panorámica de la historia de la iglesia vemos a siete iglesias existentes. Ahora, encuentro muy interesante que trata también con la iglesia moderna. Tú y yo. En realidad trata con la iglesia "Buscador Friendly", trata con las sectas, trata con las denominaciones, trata con todo en los tiempos de la iglesia moderna. Hay muchos, muchos escenarios aquí. Y date cuenta, tú puedes decir: "Bueno, Mike, ¿por qué se les escribió a siete iglesias? ¿Por qué no eran más?". La historia nos habla sobre esto en el primer siglo en Asia. Había entre 500 y 1,000 municipios bajo el control Romano en esa área. Han sido citados y no citados de 500 a 1,000 municipios. De hecho muchos de ellos eran más grandes que la ciudad de Filadelfia o la ciudad de Tiratira, y Jesús simplemente pudo haberle escrito a una de esas ciudades más grandes pero el Señor es un gran economista, él es un gran economista.

        Me encanta recoger "pennies" [un centavo de dólar], ya se los había dicho antes. Porque siempre digo que cuando recojo un "penny", es mi sangre Escocesa, siempre digo, tú sabes, nueve más de estos y tengo un "dime" [diez centavos de dólar] y diez de esos y tienes un dólar y puedes comprar cosas con un dólar. No tanto, pero entiendes la ilustración. Y siempre me gusta ser ahorrativo y luego cuando es tiempo de ser generoso, ser generoso porque tú has sido ahorrativo en momentos anteriores. Y el Señor es muy frugal. La mayordomía es algo que siempre he disfrutado observar en los bienes del Señor. Por cierto, tenemos algunos paquetes de contingencia de parte del Señor y los puedes llevar a casa. Porque amo verlo trabajar. Él es muy económico. Él es ahorrador pero también es generoso.

        Es interesante notar que si fueras a realizar algún trasfondo histórico. En realidad las siete ciudades son descritas en un orden. Comenzando desde el este al norte y luego abajo al sur y luego abajo al sudeste, si vieras un mapa es un arco poco pronunciado. Había un plan para ello porque ese era un mensaje que podía ser fácilmente circulado ya que este era uno de los primeros circuitos postales de Roma. Así iniciaron el transporte de las cartas. Y si los circuitos estaban ahí, él simplemente podía dar este mensaje y seguiría alrededor del circuito y el circuito lo repartiría. Quiero decir que no fue accidental. El Señor sabía exactamente lo que estaba haciendo. Eclesiásticamente, cada reto, cada problema, casi cada asunto que pudieras imaginar como pastor, que pudiera pasar en una iglesia se registra en una de estas siete cartas.

        Luego está la aplicación personal de estas siete cartas. Esto es importante para cada uno de nosotros porque dice siete veces, a siete iglesias distintas: "El que tiene oído para oír, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias". Eso quiere decir que es personal. "El que tiene oído para oír". En otras palabras, sintonízate porque hay algo para ti desde el trono. Así que es muy importante. Como lo mencioné hace dos semanas, en un estudio bíblico siempre que un capítulo, un versículo, un libro se repite a sí mismo, Dios está usando eso y ese estilo de escritura para ser enfático, que eso es algo que él quiere dejar en ti. Así que siete veces en dos capítulos él dice: "El que tiene oído para oír, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias". Así que Dios me está diciendo algo a mí como pastor, pero también está diciéndote algo a ti y juntos debemos obtener una gran bendición de Dios y un gran derramamiento de su amor.

        Proféticamente, cuando observas estas siete cartas, vemos hacia atrás. Vemos hacia atrás a la historia de la iglesia. Pero con Juan, él está observando hacia delante al futuro de la historia de la iglesia. Tienes que darte cuenta que la historia de la iglesia acaba de comenzar ante sus ojos. Tú y yo tenemos que mirar hacia atrás y ver que él no entendió totalmente que esto daría una vista panorámica de 2,000 años antes del regreso de Jesucristo. Y estas cartas señalan con mordacidad, quizá quieras anotar esto, la denuncia de cualquier desviación de moralidad y teología Bíblica. Muy importante que tú y yo, la comunidad cristiana, los pastores cristianos, y diáconos y ancianos vivamos una vida bíblica, moral y teológica. Que no dejemos la moralidad y la teología, y de eso tratan estas cartas. Al día de hoy muchas iglesias por todo Estados Unidos que tienen que ver con el liberalismo, lo acostumbran. Simplemente son derivadas de la negligencia en la instrucción solemne de estas siete cartas.

        ¿Sabías que en la Iglesia de Inglaterra ni siquiera se permite leer ciertas partes del libro de Apocalipsis, aunque tienen un programa de lectura anual en cada iglesia? Y las cartas de las iglesias predominantemente no están incluidas en las lecturas. En muchas denominaciones, el libro de Apocalipsis es un tabú de arriba abajo. ¿Por qué?. Porque el libro penetra en nuestro corazón y nos desafía a una vida santa, santificada y apartada por el Espíritu Santo para servir a Dios. Y pone fuego en nuestro corazón y fuego en nuestros ojos, como Jesús, para ver dónde estamos en la historia y cómo debemos ir hacia delante para la gloria de Dios. Así que es muy importante que nosotros nos demos cuenta de la importancia de estas cartas.

        "Escribe al ángel de la iglesia en Efeso: El que tiene las siete estrellas en su diestra, el cual anda en medio de los siete candeleros de oro, dice estas cosas"

        Ahora la iglesia de Éfeso, existió aproximadamente entre el 33 DC al 100 DC. Juan escribió esto aproximadamente en el 97 DC. Hay cerca de dos años y medio a tres años entre que Juan escribió esta carta y la desaparición de la iglesia de Éfeso. Si hoy tomaras un avión y fueras a un tour de estas iglesias, verías que estas cartas son grandes advertencias. La iglesia no se encuentra. No es una entidad poderosa como la era antes. Me estremezco en pensar que será si en unos pocos años, el Compañerismo Cristiano Horizonte no existiera debido a una forma de vida impura en mi corazón o en el corazón de los otros líderes. O que nuestro corazón o actitud no fuera a alabar al Señor sino esquilar el rebaño. Y te viéramos a ti como una forma de ganancia en lugar de presentarte santo y sin mancha delante del Señor. Si nuestros motivos cambiaran sólo la mitad de un grado, sólo la mitad de un grado, las cosas no serían como son. Por eso qué importante es que nosotros veamos que tres años después de que esta carta se diera a esta iglesia, ¡boom!, el problema está ahí.

        Ves que el libro de los Hechos nos dice que Pablo el apóstol tenía un profundo impacto en la ciudad de Éfeso. Estaba Demetrio, el platero, recordarás que él tenía una mujer poseída por un demonio que podía profetizar y cuando reprendieron este demonio, sus negocios fueron a la quiebra en este pueblo y querían crucificar a Pablo y sus amigos que estaban predicando en ese pueblo. Pero el libro de Hechos sólo cubre un lapso de treinta años de la historia de la iglesia. Esto es unos cortos 60 años más tarde que él está escribiendo, y esta iglesia ha tenido grandes oportunidades, visitada por San Pablo, increíble cuando te detienes y piensas en ello. Y aun así no escucharon lo que Dios tenía que decir.

        Déjame animarte esta noche; escucha lo que Dios tiene que decir en estos últimos días a tu vida. No cuelgues, como muchos cristianos que están en los placeres de esta era y de este mundo. No dejes que tu cuerpo domine tu espíritu. Disciplínate a ti mismo. Ponte a ti mismo bajo una disciplina santa porque los días son malvados y malos. La Biblia dice que en los últimos días habrá espíritus engañadores que engañarán incluso a los elegidos. Y a menos que esos días sean acortados, toda carne sería destruida. Eso significa que tengo que pelear la buena batalla y tengo que luchar y disciplinar mi mente y mi cuerpo y disciplinar mi alma, mi espíritu. Así para poder sintonizarme con el Canal Uno de Monte Sión y escuchar lo que el Espíritu tiene que decir a la iglesia.

        Es interesante que sesenta años después vemos el compromiso de pureza. Eso es a lo que en realidad se reduce cuando tú lees esta carta a la iglesia de Éfeso. Era un compromiso de pureza. Porque la palabra salta, arrepiéntanse. Él les dice que se arrepientan. Y si existe impureza en tu corazón, el remedio está justo frente a ti, arrepiéntete. Una impureza destruirá una iglesia, un poco de levadura leuda toda la masa. Cuando llegué a San Diego estaba tan nervioso y asustado porque era un hombre joven, tenía 30 años. Nunca había pastoreado antes, había viajado como evangelista. Y estaba esta enorme iglesia en San Diego, allá en el norte del condado. El pastor fundador y un escritor de gran nombre y predicador de la TV que atrajo a toda la gente ahí, tuvieron una pelea el Domingo de Pascua en la plataforma maldiciéndose el uno al otro y alzando la voz y gritando. De todos los domingos y era sobre el dinero. La gente se fugó y se largó. Una vez dirigí una boda ahí y alguien dijo: "Hombre, debiste haber estado aquí la mañana del Domingo de Pascua. El pastor este y el pastor el otro realmente armaron una broncota. 1,500 personas se levantaron y se fueron a mitad de todo". ¡Oh cielos! Quiero temer y temblar.

        Quiero que la pureza esté realmente en mi corazón, quiero que esté en todo mi estilo de vida. Y el compromiso con la pureza será tu caída. Un compromiso con la pureza será tu ruina. Y esa fue la caída de esta iglesia sólo tres años después de que esta carta fuera dada. La palabra éfeso significa: "querida". ¿Interesante, no? Este es su querido a quien le está escribiendo. Y en el lenguaje original se refiere a un amor romántico. Así que la ciudad en realidad era una ciudad carnal cuando lees el libro de Efesios, la carta a los Efesios, te das cuenta de ello cuando comienza a hablar sobre que los maridos y las esposas tienen que estar juntos. Pero nota que en este versículo vemos a Jesús caminando en medio de los candeleros. Jesús está moviéndose en medio de la iglesia.

        Así que, mañana en la mañana y mañana por la noche, otros seis mil adultos estarán en este campus, dos mil quinientos niños de todas las edades estarán en todos los salones, en la secundaria y la preparatoria. Pero Jesús se estará moviendo por todo el campus. Y él estará poniendo su mano en la espalda de un maestro de escuela dominical, agradeciéndole. Y él estará en la cocina, diciéndole a los cocineros que le bajen al colesterol. Estará trabajando con Denny Magnuson y la gente de allá afuera que dirige el tráfico. Yo no sudo del todo, no es una carga para mí porque es su iglesia. Y todo lo que tengo que hacer es aparecer y él hace todo el trabajo en el corazón de una persona. Es todo lo que tengo que hacer, presentarme. Ahora tengo que mantener mi luz brillando delante del Señor y caminar con el Señor, pero hombre, si intentara organizar esto o hacerlo caminar, sería horrible. Sería un desastre. ¿Podrías imaginar caminar por aquí y ver a Michael allá arriba?. Esa es mi mamá riendo allá atrás. Sólo bromeo.

        "El que tiene las siete estrellas en su diestra, [Jesús camina entre su iglesia] el cual anda en medio de los siete candeleros de oro, dice estas cosas: Yo sé tus obras, y tu trabajo y paciencia; y que tú no puedes sufrir los malos, y has probado á los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos".

        Interesante, él sabe. Así que si tú piensas que estás escondiendo algo esta noche, te estás engañando a ti mismo. Él sabe. Él conoce todo. Él conoce todo lo que está pasando en tu corazón, lo que está pasando en tu hogar. Él conoce a qué estás suscrito. Él conoce qué películas... Él lo sabe todo, no hay nada que él no sepa. De hecho, Jesús nos dijo que mientras él esté aquí en la tierra no hay nada oculto que no haya de ser manifiesto. Él conoce tus pensamientos. Él conoce las fantasías.

        Pero él conoce algo más, les aplaude, "Conozco tu arduo trabajo". Sabes, una de las grandes cosas sobre nuestra iglesia… amo esta iglesia. Es una iglesia grande porque no sólo es lo que se reúne aquí, es lo que se reúne en todo el condado y en distintos lugares en todo el país realmente. Pero originalmente comenzó aquí. Son sólo docenas y docenas alrededor del condado que se reúnen. Esta iglesia siempre ha sido una iglesia de arduo trabajo en el evangelio. Los cristianos involucrados no son cristianos flojos. He ido a algunas iglesias y hablo y conozco a los pastores, y son los mejores maestros y su gente son como el Pillsbury Doughboy espiritualmente. Topas con ellos en el corredor, boing, boing. Están muy gordos espiritualmente. No hay flaqueza. Nunca han estado afuera y hecho cosas donde pueden aprovechar su conocimiento y compartirlo y dar de sí mismos. Y eso es una ovación real para ti y estoy seguro de que Jesús lo ve.

        Él conoce nuestro arduo trabajo, él lo conoce, él lo ve. Él conoce su perseverancia porque perseveraron y tú sabes, bíblicamente, ellos guardan el contenido de las Escrituras porque se nos dice en la Biblia a perseverar. Benditos aquellos que soportan hasta el fin, dijo el Señor.

        Esta era una iglesia que guardaba las Escrituras. Esta era la iglesia que estaba trabajando arduamente. La perseverancia era parte de ella. Esta era una iglesia que tenía el don del discernimiento porque dice:

        "Que no puedes sufrir a los malos y hasta has probado a los que se dicen ser apóstoles." Así que tenían dones espirituales trabajando, eran pacientes. Sabemos que en Gálatas, capítulo 5 la paciencia es un fruto del Espíritu Santo. Así que eran un grupo espiritual de personas, activas en el Señor. Se movían en todo lo del Señor. Tenían mucha acción llevándose a cabo. Discernimiento espiritual. Eran una iglesia fiel.

        ¿Sabes una cosa? Cuando me toca dar conferencias, y toda la semana pasada hablé en una escuela de graduados, pastores... Cuando levantaron las manos, ya tengo mi doctorado, así que sólo les dije: "Sí, disculpa hijo, ¿qué estabas diciendo?" Y ellos dicen: ¿Y qué acerca de equis? Y yo contesto: "Sabes, creo que el promedio nacional de participación activa en el ministerio en cualquier congregación de Estados Unidos es del 12 o 18 por ciento y en la nuestra es cerca del 60 por ciento." "¡Guao!, ¿cómo logra que hagan eso?" O, "Bueno ¿cuántas deudas tienen?" "No tenemos ninguna deuda." "No, no, no, tienen un préstamo del banco, ¿no es así? Tienen deudas por sus edificios y todo lo demás." "No, no le debemos nada a nadie." "¿No le deben nada a nadie? ¿No están haciendo pagos? ¿Cómo lo hacen?" "A la gente le gusta dar." "Bueno, debes pedir muchas ofrendas y hablar todo el tiempo sobre el dinero." "Nunca tenemos ofrendas excepto las noches de los sábados y domingos y eso es todo." "Bueno, ¿no tienen fondos y sobres especiales, y eventos para la recaudación de fondos, y van a las puertas de sus casas y los visitan y los golpean con los puños, y los amenazan que se van a ir al infierno?." "No, no lo hacemos." "¿No venden saleros y frascos de condimentos con manitas de oración o bolígrafos cristianos?" "No, porque no nos forzamos más allá de lo que ellos están dando y lo que ellos dan, queremos ser frugales y multiplicarlo. Lo prestamos y obtenemos intereses y luego hacemos un festival gratis en algún lado, o construimos un orfanato, hacemos algo". Y así es, se nos aplaude por las cosas que Dios hace a través de nosotros. Pero una vez más él nos mira muy de cerca y él ve nuestra fidelidad. Él también quiere señalar lo que un buen padre hace a sus hijos, y si un buen padre no hace eso, entonces el niño es un consentido. Y es algo difícil como padre tratar de corregir a tus hijos cuando los amas, pero tienes que hacerlo.

        La siguiente cosa que dice es que sabe todo, que: "Has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado por mi nombre, y no has desfallecido."

        "¡Guao, sigues adelante!" He visto mucha, mucha gente al paso de los años, que se rinden como cristianos. Pegan contra la pared y ahí fue todo. Hombre, si yo me diera por vencido cada vez que chocara contra la pared, sería cada 20 minutos, cada hora en la hora. "Ahí va de nuevo. Y de regreso." Me sacudo y me levanto. ¡Tienes que seguir! Tienes que seguir porque de otra manera vas a ser como el perro que vuelve a su vómito como Salomón dijo en el proverbio. ¡Tienes que seguir adelante! Vas a tener contratiempos, vas a cometer errores, vas a hacer lo correcto y tus mejores amigos te van a apuñalar por la espalda. La gente va a decir cosas horribles de ti. Tú levántate y sigue. Sigue. El diablo va a hacer lo que sea, él te va a poner en evidencia, te va a llamar gallina, debilucho. Él va a hacer lo que sea para tratar de engañarte a dejar el cuerpo de Cristo y que vivas por ti sólo. Y él gana una victoria cuando los cristianos hacen eso. Yo no le voy a dar a esa rata ninguna victoria. Quieres caminar cerca de Jesucristo y a éste crucificado, y volver a levantarte. Y así es esta iglesia. "Has perseverado y no te has dado por vencido."

        Hey, es fácil para nosotros perder la esperanza. Como seres humanos, algunos de ustedes han tenido caídas que ni siquiera puedo imaginar cómo lo hicieron para llegar hasta aquí. Han tenido heridas en sus vidas… Pero, ¿sabes qué? En tanto que haya esperanza… y qué gran esperanza que algún día tu rostro va a brillar como el sol de mediodía. ¡Guao! Es muy lejos del problema que estás enfrentando, ¿no es así?. Absolutamente.

        Guárdate puro, guarda la santidad, guarda tu carácter. Permanece para Dios. Y eso es lo que él le está diciendo a esta iglesia. Hombre, ni siquiera has desmayado, tienes disponibilidad para hacer lo que sea que te pida.

        Pero mira el versículo cuatro. "Pero tengo contra ti [Oh, oh, está siendo honesto] que has dejado tu primer amor".

        Ahora, algunas personas escuchan eso y es como una daga que se clava en su corazón. Has dejado tu primer amor. Nunca dejes tu primer amor. Pero si has dejado tu primer amor, este amor siempre te tomará de nuevo. Y en tanto que él está escribiendo a su querida en Éfeso, él te está escribiendo a ti. Él te ama. Él te ama. Y si tú, por cualquier razón has dejado tu primer amor, el diablo te dirá que no hay vuelta atrás. Él nunca te va a tomar de regreso. Le dijo eso a Caín, y Caín lo creyó. Y él salió y construyó una ciudad y la nombró como su hijo. Y él salió y encontró a otras personas que estaban amargadas.

        Chico, puedes ir a muchas tabernas, a muchos bares, a muchos clubes en San Diego en una noche de sábado como esta. Te apuesto que puedo ir allá al bar, y a la pista de baile, y podría encontrar mucha gente que acostumbraba a venir a la iglesia o a alguna otra iglesia, y están amargados. Están amargados porque las cosas no salieron como ellos querían. Bueno, las cosas no siempre salen como uno quiere. Pero prefiero estar mejor que amargado [analogía de las palabras better y bitter en inglés respectivamente] Y Dios te va a hacer mejor. El diablo siempre te quiere amargado y siempre te va a mostrar los defectos de otras personas. Yo prefiero ver la gloria de Dios que los defectos en las personas. Porque sé que soy hecho de polvo y sé que eres hecho de polvo y cuando veo tus fallas sólo me hace más humilde porque conozco que mi fealdad es más fea que tu fealdad.

        Y él dice: "Tengo esto contra ti, que has dejado tu primer amor". Así que de pronto borra todas las grandes cosas que la iglesia había hecho. Porque él está más interesado en que estés enamorado de él que en que le sirvas, o que hagas cosas con él, o para él. Él no se impresiona con nuestro trabajo que hacemos para él.

        Así que hay una deterioro en la relación de las personas con Jesús. Y mira lo que dice aquí: "Recuerda, por tanto, de dónde has caído, arrepiéntete y haz las primeras obras, pues si no te arrepientes, pronto vendré a ti y quitaré tu candelero de su lugar".

        Así que, ¿qué es lo que te dice que hagas?. Recordar, arrepentir, y regresar. Las tres R's [por su letra inicial en inglés: Remember, Repent, y Return] como un cruce de vías del tren. Recuerda, arrepiéntete y regresa.

        Primero que nada, recuerda qué tan bajo has caído. Que quiere decir: "Cuando no lo sabes y haces bien con Jesús" como ustedes esta noche. Ustedes están en alto, están sentados en lugares celestiales, hablando espiritualmente. Pero aun así lo dan por sentado. Sólo piensas, "Bueno, soy cristiano." No, tú has sido levantado a lugares celestiales. Y estás viendo cosas que no viste hace diez años o hace cinco años, porque el Espíritu Santo está ahora viendo a través de ti y él te está mostrando cosas. Y él te está desarrollando. Pero aun así cuando caes, algunas veces olvidas. "He caído. ¡No! Sólo he reincidido". No, has caído. "Recuerda, por tanto, de dónde has caído". De otro modo, vienes de una altura a una profundidad. Ves, hay una posición que perdiste y una más abajo para la carne. Y vas más alto para estar en el Espíritu. Arriba y abajo.

        Recuerda donde has caído, y ¿cuál es el remedio para la reincidencia y para la caída? Arrepiéntete. La palabra arrepentimiento significa simplemente, y significa literalmente esto: "cambiar de dirección". Eso es todo lo que significa. "¡Oh, tengo que hacer algo, ¿o no?!". No, sólo cambia de dirección. Sí, ten un corazón arrepentido. "Sí, Dios lo siento, lo siento."

        Mira, quizá sales y te puedes tomar tres o cuatro cervezas en la cena. Para mí tomar una cerveza rompería mi corazón. No que no quiera tomar una cerveza, pero tengo que disciplinarme a mí mismo porque yo acostumbraba beber tanta cerveza que no quiero que sea parte de mi experiencia cristiana. Pero para mí, llorar por una cerveza, sería nada en comparación de lo que tú llorarías por un six pack o quizá tres o cuatro cervezas. Ahora me sentiría mal por ti si necesitas beberte esas cuatro cervezas y que no pudieras disfrutar el juego sin la cerveza. Déjala sola, he notado que ni siquiera observas el juego, solo estás con la cerveza, y entonces realmente me sentiría mal por ti.

        Pero simplemente significa cambiar de dirección. Así que si bebo la cerveza, para cambiar de dirección no significa arrastrarme de rodillas a ver a la Madre María o Guadalupe, y sangrar las rodillas por diez cuadras de la ciudad y dar una ofrenda en una caja. Sería simplemente, "Estoy cambiando de dirección y me alejo de cualquier lugar donde haya cerveza." Quiero decir que es más fácil de lo que tratamos de hacerlo. Porque si podemos provocarnos un poco de sufrimiento, entonces merecemos ser perdonados cuando nos arrepentimos. Nuestra carne ama ser reconocida por Dios. "He hecho ésto tan grande para ti". Y eso no es lo que él te está pidiendo.

        Recuerda de dónde has caído, y en segundo lugar arrepiéntete, y el tercero regresa. Mira, esta iglesia tiene mucha acción, pero muy poca emoción. Tiene mucha acción, mucha actividad por todos lados, pero la emoción del corazón simplemente no esta ahí. ¿Y qué es lo que hacías que tienes que recordar? ¿Vas a recordar que antes te levantabas en la mañana a tener tus devocionales y dejaste de hacerlos? ¿Recuerdas que solías alabar todo el tiempo y ya no? ¿Recuerdas que solías orar todo el tiempo y ya no? ¿Recuerdas que cantabas de corazón, sólo alabando al Señor mientras practicabas el surf o nadabas, o corrías, o conducías tu coche o tu motocicleta, o escalabas? ¿Y ya no cantas? ¿Podría ser que antes servías, y ahora ya no sirves?

        Cuando recuerdas estas cosas… "Guao. Eso era cuando estaba volando alto, ¿no?. Leía la Biblia todos los días." Sí. "Oraba todo el tiempo." Claro. "Siempre ayudaba a la gente. Me encantaba, era increíble." Sí, ya lo entendiste. Era simple y tú pensabas…, el Diablo te decía, "No, va a ser gran cosa arrepentirte y que tus pecados sean perdonados. Y chico, te tomará dos años el sólo arrepentirte del resbalón que tuviste este año, así que él nunca te va a aceptar". No lo creas. Déjame darte una idea más clara sobre esto. Vamos al 2º libro de Reyes, después de 1ª de Reyes, capítulo seis, versículo uno. Mira esta sencilla historia, y quizá seas tú:

        "Los hijos de los profetas dijeron a Eliseo: Mira, el lugar en que vivimos contigo es estrecho para nosotros. Vayamos ahora al Jordán, tomemos cada uno una viga y hagamos allí un lugar donde habitar.
---Id, pues---respondió Eliseo.
---Te rogamos que vengas con tus siervos---dijo uno.
---Iré---respondió él.
Se fue, pues, con ellos y, cuando llegaron al Jordán, cortaron la madera. Pero aconteció que mientras uno derribaba un árbol se le cayó el hacha al agua, y gritó diciendo:
---¡Ah, señor mío, era prestada!
---¿Dónde cayó?---preguntó el varón de Dios.
Él le mostró el lugar. Entonces Eliseo cortó un palo, lo echó allí e hizo flotar el hacha.
---Recógela---dijo Eliseo.
El otro extendió la mano y la recogió."

        Mira, esta iglesia tenía mucha acción, pero nada de emoción, hacía mucho ruido. Y quizá tu vida tenga mucha acción pero nada de corazón, perdiste el corazón por Jesús.

        Como este chico. Aquí está él con todos sus iguales, y quizá seas un tanto como este chico. Estás trabajando para el Señor y estás haciendo mucho ruido por allá. De pronto, mientras estás golpeando y tajando el árbol y haciendo lo que estás haciendo para la iglesia o para el reino, la cabeza del hacha vuela sobre tu cabeza. Y de pronto… ¡Splash!, allá en medio del agua. "Voy a estar en problemas por esa hacha que se cayó. No sé, mejor no decirle a nadie. Sólo voy a seguir haciendo ruido como si estuviera haciendo algo". Sabes que ya no hay corte afilado. Pero estás haciendo mucho ruido, estás golpeando. Te ves igual que todos y estás muy ocupado ahí. Nadie te va a preguntar, "¿Sientes que has perdido el corte afilado en tu relación con Dios?" Has exactamente lo que hizo este muchacho. "Señor". Él llamó a su señor. "He perdido el corte afilado, y no puedo trabajar bien sin el corte afilado." ¿Y qué le respondió su señor? "Bueno, ¿dónde estabas cuando la perdiste? ¿Qué estabas haciendo? Ve a recogerla tú mismo y vamos a comenzar de nuevo aquí mismo." Regresa a ello. Recuerda de dónde has caído, arrepiéntete y regresa. Eso es todo lo que él nos pide. Es muy simple ¿no?. Y era todo lo que tenía que hacer esta iglesia.

        Para cerrar, sus pensamientos aquí eran, "Eres una gran iglesia, tienes todo esto funcionando para ti. Sólo tienes un problema. Me has dejado a mí. No estás enamorada de mí."

        "Mas tienes esto, que aborreces los hechos de los Nicolaítas; los cuales yo también aborrezco. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice á las iglesias. Al que venciere, daré á comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios."

        Ahora, ¿por qué Jesús odiaría a alguien o algo?. Recuerda, él está en medio de su iglesia. Él le está hablando al mensajero de la iglesia. Él está reconociendo que esta iglesia odia a los Nicolaítas. Es muy importante que conozcamos quiénes son los Nicolaítas para que también los odiemos. Primero que nada, niko significa literalmente, en su lenguaje griego, conquista, conquistar. Conquista es la traducción literal. Nicolaítas también contiene la palabra laites, que es gente. Así que juntas las palabras y significa "la conquista de la gente". Es una conquista, o el estar encima de, la gente. El niko-laites era el clérigo sobre el laicado, el sacerdocio. Algunos habían entrado a Éfeso y habían comenzado esta doctrina que solamente los líderes tenían las respuestas de Dios y que tenías que someterte a nosotros, los nikos. Tú eres el laicado, eres inculto, eres inepto espiritualmente sin nuestro liderazgo u guía.

        Lo niko-laites, Jesús lo odiaba. ¿Por qué?. Los nikos, o los conquistadores, o los Nicolaítas, y esta religión, y esta forma de ministrar está viva en San Diego esta noche. "Yo te voy a discipular. Yo te voy a decir con quién puedes salir. Yo te voy a decir dónde vas a vivir y qué clase de coche debes tener. La iglesia va a ser quién te bautice, la iglesia te va a discipular. A menos que hayas sido bautizado en esta iglesia no eres un cristiano verdadero." Esos son los Nicolaítas. Toda tu dependencia se va de Jesucristo y va a estos falsos cristos. Y ahora tú estás sujeto a algún pastor, o a algún consejo de ancianos o a algún diácono en la iglesia, quienes son responsables de discipularte, y a menos que estés discipulado por ellos, estás perdido y eres un pagano. ¡Él odia eso! ¿Cuántas veces habías leído que Jesús odiaba algo?.

        Él odia cualquier cosa que te roba de tu libertad espiritual de adorarle y amarle con tus propias ideas y espontaneidad. Él no quiere que yo esté aquí diciéndote: "Así es cómo tienes que vestirte. Esto es lo que tienes que dar. Aquí es a dónde irás. Cuándo lo tienes que hacer. Así es cómo tiene que ser. Primero tienes que averiguar en la iglesia si esto es de Dios o no. Somos los únicos que podemos tomar decisiones por tu vida". Esto es básicamente lo que es una secta.

        Pero en la comunidad cristiana, son los Nicolaítas, y Jesucristo los odia, los aborrece. Porque él sabe que tú eres lo más preciado a los ojos de su Padre y él quiere que tú puedas alabarle y amarle y hablarle y orarle espontáneamente. Y que vayas a la izquierda cuando quieras ir a la izquierda e ir a la derecha cuando quieras ir a la derecha y brincar cuando quieras brincar y gritar cuando quieras gritar, y ofrendar cuando quieras ofrendar, y orar cuando quieras orar. Porque él no quiere que seas dirigido por nadie más que por el Espíritu. Romanos 8 dice: "Todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, son hijos de Dios", no los que son guiados por los líderes de la iglesia.

        Somos tus servidores. No somos más. Somos tus servidores. No somos tus líderes para decirte cómo se hace. Tú eres lo suficientemente listo para escuchar la voz del Espíritu Santo y dejar que el Espíritu Santo te dirija y te lleve a toda verdad. Nota que Jesús no dijo en Juan 16: "es necesario que yo me vaya para que el 'pastor' venga y te guíe a toda verdad." No, dijo: "es necesario que yo vaya para que el Espíritu Santo venga y los dirija y los guíe [que es una docilidad] a toda verdad." Y eso es lo que quieres, y eso es lo que necesitas.

        De hecho, hablando con Billy Graham un día hace muchos años, le dije: "Sr. Graham, Chuck Smith es mi pastor y doy mi lealtad a Chuck como mi pastor y doy mi lealtad a usted como un evangelista". Y él me detuvo y señaló con el dedo justo a mi nariz, y me dijo: "No me des tu lealtad, dásela a Jesucristo". Si le preguntara a mi pastor, él diría: "No me des tu lealtad, dásela al Señor ". Pero la gente no espiritual, la gente carnal ama el uniforme de los Nicolaítas. 2 Corintios 1:24, Pablo dice: "No que nos enseñoreemos de vuestra fe, sino que colaboramos para vuestro gozo porque por la fe estáis firmes." De eso se trata el ministerio. Si tienes amigos o has estado en algo como eso, salte de ahí, sácalos de ahí. Nota las advertencias de Jesús mismo en Mateo 24, versículo 5 y 11: "En los últimos días vendrán hombres diciendo 'yo soy el Cristo', [y dicen: 'Él es el Cristo] pero engañarán a muchos'". "Él es el Cristo. Oh sí, creemos en Jesús." Pero Pablo dice: "Predican otro Jesús". Así que tengan mucho cuidado, él quiere que seas libre.

        El ministerio de los Nicolaítas roba tu libertad espiritual, sobrepone una jerarquía del clérigo, el clérigo sobre el laicado.

        Y finalmente en el versículo 7, termina y les dice: "El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice á las iglesias. Al que venciere, daré á comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios."

        Esta carta, como las otras, cierra con una invitación y una promesa. Que obtendrás el árbol de la vida que está en medio del paraíso de Dios. El árbol de la vida fue visto en el huerto de Edén. Comes de ello y vives para siempre. Si hubieran en su estado de pecado hubieran quedado en ese estado para siempre. El árbol de la vida salta otra vez en el libro de Apocalipsis, capítulo 22, versículo 2 y está en medio de la nueva ciudad. Y es una promesa de que puedes comer del árbol de la vida y vas a vivir para siempre. Esta es la bondadosa promesa de Dios y una bondadosa promesa que debe reencender tu amor por él. Que él quiere que vivas libre, lleno de su gozo y su alegría por la eternidad en su presencia. Y eso debe encender el fuego en tu corazón esta noche, que si has dejado tu primer amor, que estés dispuesto a regresar a él.

        En el Salmo 139, David dijo en el versículo 21 y versículo 22: "Odio a aquellos que te odian. Aborrezco con odio verdadero a mis enemigos que te aborrecen". Y así es como debemos ser contra las cosas que roban a nuestros hermanos y hermanas, o te roban el gozo del Señor que es tu fortaleza. Tú sólo le necesitas a él. No necesitas estar ocupado. Y si tu hacha ha caído esta noche, sólo di: "Señor, necesito tu ayuda para tener de vuelta el corte afilado."

        Vamos a inclinarnos con una palabra de oración en estos momentos. Y algunos de ustedes necesitan realizar de nuevo ese compromiso esta noche con el Señor Jesucristo. Que el fuego reenciende en una llamarada y que un avivamiento irrumpa en San Diego y barra con la costa de Seattle y quema todos sus granos de café, y que vaya todo el rumbo hacia la costa este. Y que podamos ver a Jesucristo y su gloria en la iglesia antes de que lo veamos de regreso en las nubes.

        Nuestro Padre y nuestro Dios te agradecemos esta noche por tu gran amor por cada uno de nosotros. Y queremos agradecerte Señor porque tú nos señalas que podemos estar ocupados, que podemos estar luchando a brazo partido, y podemos estar haciendo ruido y perder el corte afilado. Esta noche no queremos perder el corte afilado, queremos inclinar nuestros corazones a ti y simplemente inclinarnos esta noche a ti porque somos tuyos y tú eres nuestro. Y nunca queremos dejarte Señor, queremos amarte. Y esta noche sólo te decimos gracias Señor por perdonar nuestros pecados y amarnos. Por darnos una salida, de simplemente arrepentirnos y cambiar de dirección. Y esta noche Padre, en medio de nosotros, los que escuchan a través de la Internet o en las estaciones de radio, hay gente que ha dejado su primer amor. Y tú los estás atrayendo y los estas llamando esta noche. Y quieres que estén a tu diestra. Quieres que sean tu mano derecha. Los quieres tan cerca de ti que te puedan sentir. Y así Señor, para algunos la pena y la culpa es arrollador. Y no ven como pueden ser perdonados. Pero esta noche todos oramos que rompas el poder del Diablo. Rompe las cadenas de pecado y muerte esta noche sobre el oyente. Y que los corazones sean libres para regresar a su primer amor. Dales memoria en estos momentos Señor de dónde estaban contigo y dónde están ahora. Y luego Señor, dales ánimo y fortaleza para sólo arrepentirse y decir: "Querido Dios, he dejado mi primer amor, y esta noche te pido perdón. Y Señor Jesús quiero que seas el número uno en mi vida y oro que vengas a mi corazón y tomes todo el control." Y así ahora Señor, la tercera parte, que regresen a ti.

        Vamos a pedir mientras estamos adorando y todo mundo está sentado, no lo haremos difícil para ti, que puedas salir de tu silla y vengas al frente de la plataforma. Los pastores van a venir aquí y van a poner las manos sobre ti, van a orar por ti y compartirte una palabra de consuelo y ponerte en camino. Pero regresemos, que cada uno ponga en orden su corazón para Jesucristo, porque él está listo para regresar. Ven ahora mismo si quieres regresar a tu primer amor.